Plan de patos para los más peques

A veces pensamos que la rutina es algo malo, que nos aburrirá, que hará que cada día es igual que el anterior… pero qué queréis que os diga! a mi la rutina me gusta, pero para no acomodarse busco planes distintos sobre todo para que Bichito no acabe hasta el moño de tanta piscina, y esta mañana ha sido un día de esos en los que tras un largo paseo vamos a darles el desayuno a los patos, porque como dice Bichito, “tienen hambreeee!!”

Ha sido una mañana divertida, donde hemos visto mil patos que se zurraban unos a otros para conseguir la miga de pan, dos tortugas que no pillaban ni mota, carpas gigantes al estilo tiburón (alucinante lo grandes que son) , y una pequeña pelea perruna de Bali defendiéndose de un perro que venía como loco a por él.
No ha sido para tanto salvo que Casilda casi se cae al agua, yo detrás de ella, la niña dueña del perro ha colapsado y se ha quedado bloqueada, menos mal que su amiga ha reaccionado porque si no literalmente creo que se hubiese comido a Bali (era un Doverman)… pero la cosa no ha sido grave así que quedó como una anécdota 😉

Recuerda que a veces los planes más sencillos son los mejores, sobre todo para los niños.
Si no, recordar el anuncio del palo, y con eso tenéis al respuesta a todo 🙂
Gracias por pasaros por aquí,
Pronto más
Mrs.M
unbaberoparamama.es

Deja una respuesta