Paseos que te dan la vida

Ayer fue una mañana genial. Rocé la libertad aunque fuese sólo por una hora acompañada de Bali y Casilda. Nos fuimos a pasear al campo, y la verdad que supo a gloria, sobre todo, sin paraguas, sin botas de agua, y disfrutando de algunos rayos de sol que se asomaban de vez en cuando, antes de que volviese por un momento la lluvia.

La verdad que todo esto me parece ALUCINANTE, ¿quién nos iba a decir que esto ocurriría? yo es que creo, y como bien ha pasado, que aunque nos hubiésemos enterado todos, no lo hubiésemos creído. Es algo que jamás pensé que pasaría y la verdad que no se muy bien cuándo todo esto acabará.

Me he dado cuenta de que últimamente duermo peor por la noche, aunque sí duermo más durante el día, pero cierto es que cerca de las 4 o 5 a.m. y en algunos días afortunados como tarde a las 7 a.m. estoy despierta.

Muchas me preguntáis cómo aguanto el resto del día, es sencillo, duermo muchas veces a lo largo del día, y no, aunque no durmiese no dormiría más por la noche, ya lo he comprobado. Así que antes y después de la comida me hecho una cabezadita, porque me lo merezco y porque la verdad, que tampoco hay mucho más que hacer.

Me organizo cada día con tareas que quiero hacer, eso me da energía y esto hace centrarme y ocuparme de este día, no en el de mañana y menos en el de pasado mañana, como debe ser, viviendo en el aquí y en el ahora.

En ocasiones me pregunto cuándo acabará todo esto, ya ni pienso en si pasaremos o no de fase (es un tema que me pone muy nerviosa y para no llevarme chascos prefiero ni pensarlo), pero pienso en cuándo acabará. Si tendremos un verano más o menos normal o como dicen, un verano con la nueva normalidad.

Anoche viendo una película, salía Gran Vía, abarrotada de tráfico y de gente y me dio que pensar. ¡¿Cuándo llegarán otra vez esos momentos?! Pero por ahora habrá que esperar y confiar en que volverán, no se cuándo y tampoco me quiero pasar mucho a pensarlo, pero volverán, quiero tener confianza y fe en que lo harán.

Mientras tanto disfrutar y aprovechar el tiempo al máximo posible, y si habéis salido de la fase 0 tened cuidado y respeto porque todo esto no es ninguna broma. Seamos conscientes de todo lo que está sucediendo y dejemos el “estoy harta”, “Hasta las narices estoy”, “Yano puedo más, voy a hacer lo que me de la gana” para otras ocasiones, porque realmente creo, que si empezamos en ese plan, nada de todo lo realizado tendrá sentido, y sinceramente, si podemos volver a evitar confinarnos, yo lo firmo, qué queréis que os diga.

Por ahora os dejo, voy a desayunar, si ese desayuno que me he preparado antes de las 5 a.m. y que estará frío como de costumbre, voy a leer, organizarme el día y a sonreír, sobre todo sonreír y ser feliz, porque además tengo a una canija en casa que necesita vernos felices, tranquilo y contentos, si no su mundo se desmorona, y ya bastante poca paciencia tiene, porque no comprende absolutamente nada.

Gracias por pasaros por aquí, ¡FELIZ DOMINGO!

#MartaLopezBravo

Deja una respuesta