LA FELICIDAD TAMBIÉN SE TRABAJA

Siempre me ha gustado escribir en libretas, agendas, cuadernos… en cualquier papel vamos. De hecho, soy de esas personas que suelen llevar un cuaderno en el bolso y un boli por si surge algo que apuntar (y eso que suelo llevarlo todo apuntado en el móvil)

Cada 1 de enero, hacía listas interminables de mil propósitos y cosas que hacer en ese nuevo año, pero cuando llegaba el 31 de diciembre del mismo, me frustraba bastante al ver que no había hecho la mitad de cosas, o que no había cumplido ni medio propósito, o con mucha suerte, uno o dos (mis listas siempre han sido interminables)

Pero este año, estuve pensando muy mucho qué elegir par este 2020 (los años pares me apasionan, siempre me ha solido ir mejor que en los impares), y tenía muy claro que era, SER FELIZ.

Mientras pensaba si era poco elegir este propósito (que no me malinterpretéis, soy muy feliz), me llegó un artículo de VOGUE que decía exactamente esto, algo parecido a “No hagas una lista interminable de propósitos, elige uno que hará que todo vaya rodado, ser feliz” “LA FELICIDAD TAMBIÉN SE TRABAJA”
Artículo completo en; https://www.vogue.es/belleza/articulos/propositos-2020-felicidad-ser-mas-felices-recomendaciones?utm_source=NL_Daily&utm_medium=email&utm_campaign=20191227

La felicidad no hará que todo te vaya bien, eso desde luego que no, pero sí hará que te tomes las cositas no importantes menos en serio, y que cualquier bache que surja en tu camino, sea mucho pero que mucho más llevadero. Porque al final, la felicidad es un estilo de vida.

Siempre que pienso en amigas o familiares que creo que son muy felices, sé que también sufren palos en la vida, pero no se, lo llevas de otra manera, no como una losa, y ahí sí que me identifico. Siempre he sido muy nerviosa y muy “tremendista” lo sé, porque no sólo me lo han repetido mis padres hasta la saciedad, lo sé, porque lo noto. Cuando algo se ha torcido me estreso muchísimo y la verdad que es agotador, en sí, el estrés, es agotador.

Así que tras mucho reflexionar sobre mi agotamiento crónico, debido al estrés continuo que siempre he tenido, creo que es el mejor propósito de mi año, y el único.

Han pasado 4 días del año, y por ahora va todo bien, me siento mucho más relajada, y se que me queda muchísimo por aprender, pero esto va viento en popa.

Así que mi consejo, no os machaquéis con listas interminables de propósitos que luego hace que la frustración aparezca al no cumplirlos todos, y sed felices. Porque al final, la vida va de esto, de la felicidad. Si eres feliz, los de tu alrededor también lo serán, ah! y la felicidad es contagiosa!
¿o no os ha pasado que cuando estáis con personas felices, todo mola mucho más y estás en un estado de paz brutal? ¡lo dicho!

¡¡¡A SER FELICES!!!
unbaberoparamama.es

Deja una respuesta